lunes, 10 de enero de 2011

Filetes de pollo con champiñones y salsa de nata al curry

Como Objetivo del 2011 me he propuesto escribir en este blog unas 200 recetas, es decir, obligarme a incluir al menos 4 recetas por semana. Para ello voy a ampliar el ámbito de las recetas no sólo a aquellas que realizo para las celebraciones especiales (reuniones familiares, invitaciones de amigos, etc.) sino también a aquellas del día a día que cocino para mi mujer y mis hijos todos los días.

En este día a día en mi cocina me suelo encerrar entre semana para preparar las cenas, con lo que estas recetas van a tener como objetivo ser ligeras y que ayuden a mantener el tipo huyendo de preparaciones pesadas y de gran aporte calórico. Por el contrario, los fines de semana, al tener, a veces, más tiempo para prepararlas, intentaré que sean un poco más elaboradas.

Esta primera receta del 2011 corresponde al primer tipo. Buscando hacer un poco mas especial unos simples filetes de pollo a la plancha añadí el toque de los champiñones, que es un ingrediente que aparece en todas las dietas, y me permití el lujo de un chorrito de nata para hacer una salsa al curry.


Ingredientes:
250gr de filetes de pollo
100gr de champiñones
100ml de Nata
Curry
Sal
Pimienta
Aceite

Elaboración:
Limpiamos los champiñones de arena y los fileteamos. Reservamos.

En mi caso tenía los champiñones enteros y tras limpiarlos con la mano de la arena los pasé uno a uno por agua para quitar el resto de arena y luego los sequé uno a uno con un trapo de cocina. Hay que evitar que entren con humedad en la sartén.

Salpimentamos los filetes de pollo y los espolvoreamos con el curry, al gusto. Los pasamos por la sartén con una gotita de aceite y dejamos que coja un tono tostado. Reservamos.

En esa misma sartén añadimos un chorrito de aceite y cuando esté caliente añadimos los champiñones fileteados de poco en poco. Si añadimos demasiados en la sartén no conseguimos freírlos sino que el aceite se enfría y al final los champiñones empiezan a soltar agua y se cuecen.

Cuando tengamos todos los champiñones fritos añadimos la nata a la sartén y removemos con una cuchara de madera para ligar la nata con los restos de los sabores que quedan en la sartén. Incorporamos los champiñones y los filetes de pollo y dejamos calentar 2 minutos. Retiramos del fuego y servimos.




Nota: Seguramente podamos sustituir la nata por leche desnatada y así hacer una receta mucho mas ligera. Quien lo haga así que me comente qué tal le queda.

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 30min.
Coste: Pues no muy caro. El filete de pollo estaba a 6,8 €/Kilo en “Supermercados de Madrid”